“Y muchos leprosos había en Israel en tiempo del profeta Eliseo; pero ninguno de ellos fue limpiado, sino Naamán el sirio” (Luc. 4: 27).

Compartir

Comentarios de Facebook

Comentarios

Category:

Escuela Sabática

Leave a Reply

Your email address will not be published. Required fields are marked *

*